El florecimiento de Guayacanes, espectáculo natural único

Foto: Andes

El espectáculo natural es único en Ecuador y se da una sola vez al año, entre enero y febrero, a partir de la primera lluvia de invierno.  El proceso de florecimiento de los guayacanes dura entre seis y ocho días. Durante este tiempo el bosque se torna amarillo por la caída de las copas de los guayacanes.

En el bosque de Mangahurco, las primeras lluvias acompañan los cánticos de las aves endémicas del sur ecuatoriano.

Mangahurco se encuentra a 320 kilómetros de la ciudad de Loja y a 167 kilómetros de Arenillas, en la zona cercana a la frontera de Ecuador con Perú y cuenta con 40.000 hectáreas de guayacanes que son celosamente cuidados por sus habitantes.

Desde 1978, ellos protegen ese bosque como un verdadero tesoro y evitan la tala del bosque seco, que une a los cantones Celica,Pindal, Puyango, Zapotillo y Macará.

Foto: Andes

El florecimiento de los guayacanes se observa también en 13 hectáreas de la Reserva Ecológica Militar del cantón Arenillas, en la provincia de El Oro.

Los turistas nacionales y extranjeros llegan a la zona para vivir esta experiencia inolvidable.

El gran atractivo natural se complementa con caminatas y la exquisita gastronomía de la zona como el seco de chivo.

 

El Guayacán, árbol vistoso que despierta a la vida

El Guayacán es un árbol originario de la zona intertropical de América. La especie es común en regiones cálidas como Manabí y El Oro. En Loja, en el cantón Zapotillo, y en especial en las parroquias de Mangahurco, Bolaspamba y Cazaderos se encuentra el bosque de guayacán más vistoso que se extiende a lo largo de 40.000 hectáreas.

El árbol mide de 12 a 15 metros de altura, su tronco es fuerte, compacto, recto, cilíndrico y de aproximadamente 60 centímetros de diámetro.

Por su contextura es considerado una de las maderas más duras y resistentes del continente americano. La corteza es de color marrón, negruzca y escamosa; el sistema radicular es profundo,  las hojas son grandes con cinco folíolos y las flores amarillas.

Foto: Andes

El crecimiento es lento, pero tiene una larga existencia. Por su belleza, las flores de estos árboles se utilizan como ornamento en parques, jardines, calles y plazas.

El Guayacán se diferencia de otras especies maderables porque luego de las primeras lluvias no emite hojas, sino un botón floral verde. Después de siete días, el capullo se abre y las flores se vuelven amarillas.

Las flores caen al suelo, al igual que las semillas, que sirven de forraje para el ganado caprino y vacuno. Cuando termina este período nacen unas hojas verdes y el paisaje cambia de color.

Foto: Andes


El
“Bosque Seco” nueva Reserva de la Biósfera

La UNESCO declaró al “Bosque Seco” como parte de la Red Mundial de Reservas de la Biósfera.

Uno de los aspectos que se tomó en cuenta para el reconocimiento es el Florecimiento de los Guayacanes, donde el bosque cobra un intenso color amarillo a principios de cada año.

El espectáculo es uno de los más asombrosos del mundo.

El Bosque Seco cuenta con aproximadamente 500 000 hectáreas y alberga a la población de aves endémicas más grandes de Sudamérica.

Un total de 51 especies de aves, 15 tipos de árboles y arbustos, y tres de mamíferos, además de otras especies emblemáticas como el cocodrilo de tumbes y el mono aullador de la costa habitan en esta zona.

Ecuador tiene seis sitios que forman parte de la Red Mundial de Reservas de Biósfera: Galápagos, Yasuní, Podocarpus, Sumaco Napo Galeras, Cajas y Bosque Seco.

Foto: Andes

Fuentes: Mintur/ Ministerio de Ambiente
Fotos: Andes/Ecuadordelsur.BLOG

info@radioturismoecuador.com

radioturismoecuador@gmail.com

 

Pin It

3 thoughts on “El florecimiento de Guayacanes, espectáculo natural único

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>