Ecuador: País de las orquídeas

Ecuador es la capital mundial de las orquídeas

Las orquídeas, por su belleza y elegancia, son las plantas más antiguas y cotizadas del mundo. Su existencia se remonta a 65 millones de años. De 30 mil especies que existen en el planeta, el  14%  habita en Ecuador.

El país registra 219 géneros de orquídeas, 4.250 especies clasificadas y 1.301 especies endémicas en ambientes tropicales, subtropicales y en zonas conservadas, sean  templadas o frías.

Las orquídeas pertenecen a la  familia Orchidaceae. La planta es el  eslabón perdido entre el  mundo animal y el mundo vegetal. De su conservación depende mantener viva una  cadena natural de millones de años. En general, viven sobre los árboles donde captan calor, luz y aire. Algunas crecen en  rocas con musgo, y otras en el suelo.

Colores, formas y olores únicos

Para el biólogo ecuatoriano, Oswaldo Haro,  las  formas, colorido y aroma -algunas agradables y otras desagradables- convierten a las orquídeas en plantas enigmáticas para la   investigación.
“Mientras unas alcanzan hasta 30 metros de altura, otras miden apenas unos cuantos milímetros.  Sus flores se  agrupan en racimos de dos a 20 y pueden ser blancas, rosadas, lilas, rojas, amarillas, verdes y hasta azules”.  Aunque son similares en su estructura, sus sépalos, pétalos y labelo o labio cambian de un género a otro.

El alimento básico de las orquídeas es el  musgo y las micorrizas.  En las áreas conservadas de Ecuador está el 70% de especies de musgo del mundo, “el manjar de las  orquídeas”. De ahí la importancia de mantener el bosque primario. Las orquídeas, en su hábitat natural, crecen  por millones y “como todo ser vivo si tienen agua, comida y amor su reproducción es  interminable”.

Las orquídeas que viven en comunidad  con los musgos, las micorrizas y las bacterias son la opción más viable para producir fertilizantes naturales. “La sorprendente  variedad de orquídeas -que habitan en Ecuador- responde a la  biodiversidad y variedad de climas y microclimas que se encuentran en la Costa, los Andes, la Amazonía y las Galápagos”.
Ecuador es el  país con mayor biodiversidad del planeta. Para muestra un botón. Entre 1.999 y 2.011 se registraron 2.843 nuevas plantas vasculares, es decir, se descubrieron casi 3.000 especies de  plantas que producen flor. El endemismo es una característica peculiar.

Naturaleza, arte y ciencia


Riqueza floral de Ecuador

La riqueza floral despierta el  interés de científicos de distintas latitudes, que  viajan durante todo el año para  observar  orquídeas y profundizar sus conocimientos. Ecuador  es la capital mundial de las orquídeas.

En la ciudad de Quito está el Jardín Botánico, un museo de vida natural donde se puede conocer  las diferentes especies de plantas, climas y microclimas. Las orquídeas ocupan un sitio especial.

Varios científicos son parte de la institución. Su trabajo -especializado en orquídeas- es una carta de presentación para atender a los aficionados y visitantes de otros países.

Ecuador es el hogar de las orquídeas

Según Juan del Hierro, creador de la Fundación de Orquideología y promotor del Jardín Botánico de Quito, los contrastes geográficos propician la existencia de orquídeas en el país. “Tenemos condiciones únicas en el planeta, corrientes cálidas y  frías que evitan que la Costa, por ejemplo, sea  desértica”.

Las formas, colores y olores de las orquídeas son un universo paralelo que debe ser conservado. “Las orquídeas son un termómetro del bosque primario. Si  se conservan los bosques primarios se conservan las orquídeas. Las orquídeas son una excusa  que nos invita a promocionar esta industria sin chimenea que es el turismo”.

Plantas enigmáticas

Desde los cero metros hasta los 4.000 metros de altura,  Ecuador es el hogar de las orquídeas. La reproducción no es sencilla.  Viven en simbiosis constante con  micro hongos o micorrizas.

El hongo crea almidones que usan las orquídeas  para producir semillas. “Depende de estos elementos para la fecundación y, por esta razón, hay tantas micorrizas como especies de orquídeas en el mundo”.

Las orquídeas son las reinas del engaño.  No producen polen sino polinio que se encuentran  en los diferentes labelos de cada especie. El polinio se prende al insecto y éste, a su vez, lo transporta hacia una  flor femenina  para la fecundación. En su diversidad,  hay algunas que llegan a reproducirse por pseudocópulas.

Las orquídeas son capaces de adoptar la forma de insectos para atraerlos. El color y el olor  ayudan a que aves e insectos se acerquen,  impregnen las semillas y desplacen las distintas especies a otras áreas. “Sin micorrizas no hay orquídeas, sin orquídeas no hay polinizadores”.

Orquídeas: una cadena natural de vida

Orquídea, la planta más evolucionada del mundo

El crecimiento de las sociedades ocasiona que  plantas y animales estén en peligro de extinción. La naturaleza primaria es una cadena donde la eliminación de una especie o la introducción de una nueva ponen en riesgo la existencia de las especies, sobre todo, endémicas. En esta relación de vida, los insectos y las flores juegan un papel primordial en la reproducción de los ecosistemas.

Cada orquídea produce miles de semillas

Al ser la orquídea la planta floral con mayor abundancia en Ecuador, de su subsistencia depende mantener esta cadena de vida natural. Si desaparecen las orquídeas, desaparecen miles de especies de abejas, avispas e insectos que  polinizan las plantas.  Si desaparecen los insectos, desaparecen especies frutales. Si desaparecen los insectos, las plantas quedan estériles, como fósiles vivientes, porque no pueden reproducirse.

Alexander Hirtz, presidente del directorio de Fundación Botánica de los Andes, advierte que las  especies endémicas corren el mayor riesgo. “El peligro es que se extingan las orquídeas endémicas. La tala de bosques es una de las  causantes de la desaparición de las orquídeas, sumado a los incendios y la contaminación por el mal uso de fungicidas e insecticidas.

Alexander Hirtz, durante 40 años de investigación, descubrió 800 especies de orquídeas en Ecuador.  En su estudio deduce que son las plantas más evolucionadas del mundo. La semilla de la orquídea no tiene fécula. Esto significa que en cada cápsula para la fecundación existan varios millones de semillas.

“Es la familia de plantas con el mayor número de especies porque pueden mutar con facilidad ante cambios climáticos”. Por ejemplo, de las erupciones de los volcanes ecuatorianos nacieron nuevas especies de  orquídeas que mutaron y se adaptaron al clima y la geografía.

“Mi obsesión es la naturaleza porque es una cadena de vida. El conocimiento de las plantas nos lleva a saber sobre los animales y explorar la historia del hombre”. En Ecuador todavía hay bosques primarios donde no existe registro de las especies.

Turismo de orquídeas

Orquídeas, un atractivo para quienes visitan Ecuador

Cientos de instituciones, científicos y turistas de todo el mundo centran su mirada en este pequeño espacio de territorio que encierra la mayor biodiversidad del mundo.

“Hay que sentirnos ecuatorianos, amándolo y difundiéndolo. Crear lo que sería, en la práctica, nuestra identidad”. Así piensa Eduardo Sánchez, catedrático de la Universidad de Cuenca, aficionado a las orquídeas e impulsor del turismo. “Las orquídeas pueden ser cultivadas para la exportación, pero también para la observación de los visitantes que lleguen a Ecuador”.

Cada zona desarrolla sus propios vínculos y métodos de difusión y preservación de las orquídeas enlazadas con el turismo y el cuidado del ambiente.

Las orquídeas son la clave para mantener con vida el planeta, un elemento primordial para los científicos e investigadores y una oportunidad para el desarrollo económico de las comunidades y el país, por medio del turismo.

Jardines de orquídeas

Las mejores fechas, para observación de las orquídeas en Ecuador, son de diciembre a junio, en el occidente, y de junio a septiembre, en el lado oriental.

La reserva orquideológica El Pahuma, a 22,5 Km de Calacalí, es un destino recomendado. En más de 600 hectáreas de extensión, la reserva  muestra un jardín botánico con cientos de especies de orquídeas. A lo largo de siete senderos se puede observar a las orquídeas en estado natural.

En el Km. 20 de la vía Alóag-Santo Domingo se encuentra la Reserva Ecológica Bombolí,  con más de 600 especies de orquídeas cultivadas de manera totalmente natural.

A 3 km al sureste de la ciudad de Puyo, otro destino es el Jardín Botánico y de Orquídeas del Centro de Conservación de la Flora Amazónica.  Se observa una variedad de plantas endémicas de la Amazonía y más de 350 especies de orquídeas amazónicas. En Zamora  se encuentra el  Orquideario Palphinia, un lugar mágico para  admirar una gran variedad de orquídeas.

En  Ecuador se encuentra el Parque Nacional Podocarpus, con  caminatas donde el turista puede apreciar  63 especies de orquídeas identificadas.  El ecosistema en este lugar posee alrededor de cien lagos y cascadas y está ubicada a 15 km de la ciudad de Loja.

El Jardín Botánico de Quito, ubicado en el interior del Parque La Carolina, es el punto de partida.  Ecuador es su mejor ruta para observar y estudiar a las orquídeas.

Ecuador, la mejor ruta para observar orquídeas

Fotografìas: Héctor Clavijo Moreno/ Alejandro Segura

Derechos Reservados: Radio Turismo Ecuador

Info@radioturismoecuador.com

radioturismoecuador@gmail.com

 

Pin It

3 thoughts on “Ecuador: País de las orquídeas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>